Separadores

 

Los separadores son piezas que se instalan acopladas al eje del vehículo, entre el buje y la llanta, aumentando de esta manera el ancho de vías. Con este aumento conseguimos una mayor estabilidad y agarre del vehículo.

La nueva medida debe ser homologada y registrada en la ficha técnica, a fin de respetar la normativa vigente.

En la siguiente imagen podemos observar la localización de un separador:

 

 

 

 

Tipos de separadores

 

Separadores de doble centraje: se tratan de unos discos, normalmente fabricado en aluminio, con centraje en el buje del vehículo y la llanta, para obtener un equilibrado perfecto.

 

 

 

 

 

 

Separadores de doble centraje y doble fijación: posee las mimas características que el separador de doble centraje con el valor añadido de que se atornillan directamente al buje del vehículo. El separador se fija al eje y la llanta se atornilla al separador. Son los mejores para 4x4.

 

 

 

 

Separadores simples: son unos discos simples de aluminio para espesores pequeños. Actualmente no podemos homologarlos.

 

 

 

 

 

 

No hay ningún problema para homologar cualquier tipo de separador perteneciente a uno de los dos primeros grupos (doble centraje o doble centraje y doble fijación).

La combinación puede ser la que vosotros creáis conveniente para vuestro vehículo, es decir, diferente espesor de separador en eje delantero y trasero, montar sólo en eje trasero, etc. Es totalmente necesario que tengan su marca y referencia, es decir, en ningún caso se homologarán separadores artesanales.

 

 

Límites y variación del ancho de vías

 

 

Al instalar los separadores se modifica el ancho de vía y se debe de hacer la homologación respectiva para inscribir en la ficha técnica la nueva medida.

 

El ancho de vías de un vehículo es la distancia que hay entre los centros de los neumáticos de cada eje y este dato aparece reflejado en la ficha técnica de cada vehículo por lo que si se modifica se ha de homologar.

 

 

Cuando se instalan separadores en un vehículo, el ancho de vías puede variar, pero sólo dentro de un límite:

 

- Para turismos el aumento máximo es 60 mm (30 mm a cada lado)

 

 

- Para todoterreno o 4×4 el aumento máximo es 150 mm (75 mm a cada lado)

 

 

 

La actual normativa de reformas de importancias de vehículos (RD866/2010) exige emitir un informe de conformidad realizado por un laboratorio acreditado y un certificado de taller el cual verifique el montaje correspondiente de los separadores.

 

Además, hay que tener en cuenta que las ruedas no pueden sobresalir de la carrocería. En caso de que sobresalgan habría que instalar unas nuevas aletas o modificar las del vehículo para que cubran totalmente el neumático. Habría que tener en cuenta que esta modificación o instalación de nuevas aletas se tendría que homologar también y la correspondiente nueva anchura del vehículo.

 

 

Ventajas de homologar tus separadores

 

Hay distintos motivos para homologar los separadores de tu vehículo:

 

- Evitar multas de tráfico: al llevar inscrita la nueva medida de ancho de vías y los separadores en ficha técnica, en el apartado de reformas autorizadas, no tendrías ningún problema de multas.

- Pasar ITV a la primera: al llevar inscrita la nueva medida de ancho de vías y los separadores en ficha técnica no tendrás problemas en sucesivas ITV´s.

- Los separadores aportan una mayor estabilidad y agarre.

- En vehículos todoterreno o 4x4 se suelen instalar para compensar el aumento de altura en caso de que se haya modificado mediante la instalación de una nueva suspensión.